Por: Iván Bravo
PTO. PEÑASCO, SON.

Son los niños de 4 a 11 años de edad blanco de abusos deshonestos en Puerto Peñasco, por lo que ya suman 4 casos en los primeros 4 meses del año, sumando 4 casos más que se quedan sin denunciar, informó la Procuradora de la Defensa del Menor y la Familia, Lic. Berenice Lizárraga Elizondo.
La funcionaria municipal enunció que la principal causa de esta alarmante situación de los delitos sexuales en los menores de edad, es la desinformación en la familia y los derechos con que cuentan los niños, por lo que ya se trabaja en materia para disminuir esta situación con cursos, talleres, ayuda psicológica y legal.
Dijo la subprocuradora que de los 4 casos registrados y denunciados ante el Ministerio Público, uno solamente corresponde a violación y 3 abusos deshonestos, los cuales ya se está llevando la asesoría legal y ayuda para la familia para el trato al menor.
Expresó que ya las familias saben que deben acercarse al DIF cuando ocurre alguna situación de abusos deshonestos y/o violación, pues aunque ya existe mucha concientización, aún se sigue estando desinformado y con ignorancia.
Berenice Lizárraga indicó que la mayoría de las denuncias ocurren en las familias de escasos recursos y en las colonias más marginadas de este puerto, en donde no cuentan con servicios básico en el hogar, tal como agua o luz, en donde solo el hogar esta compuesto por un cuarto con por lo menos 5 integrantes de la familia.

Los responsables de estos casos son principalmente alguien cercano a la familia, como padrastro, tío, amigos ó vecinos, quienes saben de los hábitos de la familia y cuando los niños se encuentran solos en el hogar, por lo que recomendó no dejar a los menores de edad solos en casa.
La edad promedio de los niños que han sido víctimas de estos indicadores delictivos son desde los 4 a los 11 años de edad, por lo que se debe de estar muy atento de quienes son personas confiables o no para estar con los hijos, advirtió la sub procuradora.
Dijo que el abuso sexual es más grave en los niños que el maltrato físico, pues el primero tiene que llevar una serie de ayuda psicológica y legal por determinado tiempo y se dificulta, pues en el caso del trámite legal, se tiene que recordar por los hechos y puede tener una recaída el menor de edad.
La sub Procuradora de la Defensa del Menor y la Familia informó que parte de la ayuda que se tiene en Peñasco es apoyar a los menores en la casa de asistencia Esperanza, ubicada en la carretera Puerto Peñasco-Sonoyta, pues ahí se alberga a 45 niños, de los cuales 10 menores de edad son de este puerto.
De estos, 5 niños son hermanos y están en proceso de reingreso de custodia a madre de estos, la cual ha llevado un tratamiento exitoso de terapias psicológica, la cual lleva un avance del 85 por ciento; los otros menores de edad están otros diferentes tramites legales, los cuales 2 están en perdida de patria protestad de la familia.
Destacó que se debe de concientizar a los niños desde temprana edad con pláticas de valores, además de no tener temor a señalar cuando se es sujeto de un delito, por lo que la Sub Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, DIF e Instituto de la Mujer trabajan en materia para fortalecer los valores y reducir los índices delictivos de violación, abusos deshonestos y maltrato familiar.

Share This Post Comments: No hay comentarios