Por: Alberto Aldrete Valdez
SONOYTA SON.

Unos 15 metros del cerco internacional que divide México de Estados Unidos, muy cerca del poblado del ejido Adolfo López Mateos, fue derribado por la corriente del agua, tras la tromba que cayó la semana pasada.
Los daños ocasionados a las dos cercas, la de postes y la de malla ciclónica, fueron totalmente derribados en un tramo de unos 15 metros, por lo que de inmediato las autoridades del otro lado se pusieron a repararlos, ante la facilidad que tendrían para cruzar por ese punto, por lo cual mientras duran los trabajos de reparación elementos de la Border Patrol vigilan de forma permanente ese lugar.
Quienes construyeron la cerca no previeron que un fuerte aguacero podría taponear con la basura los recuadros que dejaron para que pasara el agua, ocasionando que el agua se acumulara formando un represo, el cual con la fuerza de la misma hizo que derribara la estructura.
Con la construcción del inmenso cerco se obstruía la corriente natural del arroyo, cobrando la naturaleza por su obstrucción.
La fuerte avenida del agua tras caer el cerco, ocasionó serios daños del lado mexicano, dañando caminos vecinales y el área poblada del ejido López Mateos, teniendo que acudir el Ayuntamiento con maquinaria para reparar las calles destruidas, trabajos que personalmente estuvo supervisando el alcalde Agustín Quiroz y su director de Obras Públicas Joaquín Pérez.

Share This Post Comments: No hay comentarios