Por: Nina Mier

Un par de días antes de iniciar el Festival Internacional Alfonso Ortiz Tirado de Álamos (FAOT), el artista plástico y empresario, Manuel Martínez Peña se presentó en la oficina del Cine Club Primera Toma a recoger un cuadro que había expuesto en el Centro de Visitantes en días pasados; ahí me comentó que supuestamente ese día saldría rumbo a Álamos a exponer sus obras, pero que no podía aun recuperarse de la desafortunada noticia que le habían recién informado las personas que lo acompañarían -y que desde hace unos seis meses le habían dado su palabra que lo llevarían con supuestos contactos al FAOT-, para salirle horas antes de partir que siempre no irían.
El caso es que Manuel Martínez, sumamente molesto, me pide que por medio del Cine Club le hagamos algunos contactos con la gente que se mueve a Álamos, lo cual desde mi humilde opinión, Manuel Martínez no necesita llevar credenciales por delante porque su obra sobrepasa cualquier conexión que nosotros podamos tener; ahí mismo me comentó que cambiaría los planes y que saldría a Álamos el martes de la próxima semana con el fin de estar presente en el reconocimiento que le realizarían a Armando Noriega el cual fue nombrado Maestro Sonorense 2011.
Ese fin de semana hicimos contacto con el Lic. Freddy Cabral (Director de Turismo Cultural del Estado), Lic. Ignacio Castillo “Natchío” (Coordinador de Artes Visuales del ISC) y con Magali Romano, periodista cultural de Telemax y Radio Sonora. Entonces, el miércoles expuso su obra Manuel Martínez en la Plaza de Álamos, su exposición tuvo mucho éxito, nos informó el Coordinador de Artes Visuales del ISC que les interesó mucho para que expusiera en Hermosillo por medio de Culturas Populares, a lo que Manuel Martínez respondió que le dieran unos meses para realizar más obra.
Las obras de Manuel Martínez son únicas, las dibuja con arena que recoge en Puerto Peñasco, pero lo más sobresaliente es que encuentra arenas de varios colores, inclusive negra, a lo que Martínez en una de las entrevistas que le realizaron en Álamos comenta: “Estando en Puerto Peñasco pude encontrar en la arena de las playas, que había ciertas concentraciones de ‘arena negra’ y me llamó la atención, de entrada pensé que se trataba de contaminación de aceite o combustible de los barcos.
“Comencé a recabarla por curiosidad y me di cuenta de que era más pesada que la arena común, la beige. Pero haciendo un poquito más de investigación resultó que en realidad se trataba de magnetita, metal cinco veces más pesado que la arena.
“Todas esas peculiaridades atrajeron mi atención. La veta artística la tenemos en la familia, entonces yo decidí hacer unas obras jugando con los contrastes que brindan los colores predominantes que puede uno encontrar en la arena de la playa de Puerto Peñasco: la arena blanca, la beige y la negra de magnetita.
“Con el concepto de utilizar los elementos naturales, en crudo, así como están, empecé a hacer obras abstractas. Posteriormente, decidí ampliar a otros tipos e hice algunos retratos y paisajes pero sin dejar de hacer arte abstracto.
“Pero no me quedé nada más en los tres tonos de arena que uno encuentra en la playa. También consciente de que en la arena beige de la playa hay fragmentos de piedra de otros colores me di cuenta que los granos rojos provenía de una veta de piedra roja en el Cerro de la Ballena, en Puerto Peñasco, las cual entra al mar y el oleaje va fragmentando formando esos granitos. Entonces lo que hice fue agarrar piedras de allí y molerlas. La arena roja resultante la utilicé en los labios del cuadro de María Félix y en otros donde predomina el rojo.
“Aunque sí he hecho cuadros utilizando pintura acrílica combinada con arena por petición de algunos clientes, mi técnica principalmente consiste en utilizar colores naturales que están presentes en la arena o en la piedra.”
Para presentarse en Álamos de manera independiente, ya que todos sus gastos corrieron por su cuenta a pesar de que fue el único autor visual que se presentó en el FAOT 2012, Martínez Peña inició una serie de cuadros con temas sonorenses, como lo es la “Máquina 501”, “Gigantes dormidos” (Saguaros), “María Félix”, este cuadro me tocó apreciarlo y está fuera de serie, es increíble cómo le pudo dar esas sombras y líneas con la arena; a esta serie le añadirá al Padre Kino, Alfonso Ortiz Tirado y si más no recuerdo a Mario Almada, entre otros particulares de nuestro Estado.
Por lo pronto el controversial artista plástico, porque en sus obras no lleva aceite ni pintura como tal sino dibuja y plasma con arena, tiene una invitación en puerta para exponer en Buenos Aires (Argentina), además de la “amarrada” para Hermosillo. Ni modo de desearle suerte a Manuel Martínez Peña, porque ya la tiene y la asume con mucha inteligencia al crear estas obras que son un deleite visual y de enorme valor artístico. De aquí en adelante, sin duda, lo demás será escalar peldaños. Residente de Puerto Peñasco, por eso les comento que aquí viven demasiados talentos que representan todas las bellas artes y a nuestro Puerto ante el mundo. Aché.

Share This Post Comments: No hay comentarios